BIENVENIDOS


INDISPENSABLE REFLEXIÓN

Sobre el Sedevacantismo se ha dicho lo que se ha querido, muchos han opinado sobre esta posición teológica y canónica católica sin conocer en profundidad sus verdaderos orígenes y desarrollo, sus verdaderos protagonistas --eclesiásticos de la mayor relevancia jerárquica como intelectual--, sus verdaderos y graves fundamentos dogmáticos, su imperiosa razón de defender a los católicos de la grave apostasía y cisma en el que ahora viven y malviven. Paradójica y curiosamente sus máximos enemigos y detractores han sido aquellos que se dicen "defensores de la tradición católica", estos son los falsos tradicionalistas, todos ellos ex miembros de la FSSPX a la cual hoy día calumnian y difaman con un diabólico resentimiento; dirigidos por una élite infiltrada con psudosteólogos que inventaron laberínticas "tesis" rabínicas-dominicas-jesuíticas, y de una gran malicia al servicio del complot judeo-masónico, y secundados por la complicidad y servilismo de una mayoría de incautos que movidos siempre por la ingenuidad de una cómoda negligencia se alimentan de las "teologías" y de los "teólogos" del facebook o de los blog de la internet. Frente a todos estos paracaidístas devenidos en estos últimos meses al "sedevacantismo" los hay de muchos colores, entre ellos contamos a los desilucionados por el coqueteo de Jorge Bergoglio con los Protestantes, Judíos y Musulmanes, como si Ratzinger, Wojtila y Montini no lo hubiesen hecho antes, estos nuevos "sedevacantistas" creen que solo Bergoglio es hereje formal y material y por lo tanto no es papa, pero los muy incautos "ignorantes en la cuestión" aceptan la misa nueva y los sacramentos dados con el nuevo ritual inválido e ilegítimo de Paulo VI. Los Católicos fieles creemos firmemente que el último Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana fue S.S Pío XII y que de allí por defecto y consecuencia de la Grana Apostasía ha cesado la institución del cónclave y cualquier iniciativa al respecto, solo será una delirante intentona.



viernes, 9 de octubre de 2009

A 75 AÑOS DEL XXXll CONGRESO EUCARÍSTICO INTERNACIONAL

realizado en Buenos Aires durante el mes de Octubre del año 1934 En este mes de octubre de 2009 se conmemora el 75º aniversario del XXXII Congreso Eucarístico Internacional, celebrado en la ciudad de Buenos Aires en 1934. Ese Congreso, según la opinión unánime de todas las personalidades que concurrieron, comenzando por el Legado Papal, Cardenal Eugenio Pacelli, que luego llegaría a ser Papa con el nombre de Pío XII, y las de todos los periódicos del país, fue una manifestación de fe única en la historia de la Iglesia Argentina, grandiosa y brillantísima, y por lo tanto la página culminante de nuestra historia patria.
Nuestro blog quiere rendir homenaje a tan importante y trascendental acontecimiento, es por eso que compartimos con ustedes la letra del Himno oficial del XXXII Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires, acompañado de algunas fotos de aquella manifestación de Fe católica.

Dios de los corazones
Himno Eucarístico de los argentinos
(Himno oficial del
XXXII Congreso Eucarístico Internacional de Buenos Aires
Letra de Sara Montes de Oca de Cárdenas
Música del maestro José Gil)

CORO
¡Dios de los corazones
Sublime Redentor
Domina a las naciones
Y enséñales tu amor!
1. Señor Jesucristo, que en la última Pascua Tu Sangre divina, Diste antes de darla: Tu Cuerpo y tu Sangre deseamos con ansias...
¡En donde está el cuerpo, se juntan las águilas!
2. Conocen tu nombre la urbe y el río, la línea que es Pampa
Y el germen que es trigo... Y cálidas notas de timbre argentino
Saludan tu hechura de Dios escondido.
3. Pasearon el Corpus por nuestros solares, los hombres que luego
fundaban ciudades, y abrían los surcos para los trigales...
(Espigas dan hostias Y leños altares).
4. Bandera tu cuerpo fue en la azul atmósfera y el cáliz dorado
fue el sol de la gloria. Antes que el arado rompiera la costra.
De la tierra virgen se elevó tu forma.
5. Rey manso que sellas la tierra argentina con el sello blanco
De la Eucaristía; la Patria se aroma de incienso de Misa
Tú rozas los labios y alientas las vidas.
6. En torno a tu mesa cien pueblos y razas nutrió de infinitos
Tu oculta substancia.
Pequeñez inmensa que multiplicada
Es pan para el hambre de todas las almas.